21.1 C
Quines
lunes, abril 19, 2021
Inicio Regionales Exclusivo FM Ciudad: La palabra de los vecinos donde recapturaron a Murúa

Exclusivo FM Ciudad: La palabra de los vecinos donde recapturaron a Murúa

Tras la captura de Juan José Murúa, FM Ciudad contactó a los vecinos de la zona rural “El Balde”, aledaña al paraje La Botija, que dieron aviso a la policía y al Complejo Penitenciario Pampa de las Salinas cuando encontraron al preso, que había escapado de la prisión el miércoles por la noche, en un corral de vacas del campo en el que viven.

Una mujer, que prefirió que su identidad fuera reservada, relató que este jueves por la tarde su marido había divisado a un hombre con similares características al preso, según el rostro que habían visto “por Facebook y estados de WhatsApp”, merodeando la zona. “Mi marido venía de trabajar, lo divisó y dimos aviso a la policía como a las 18”, contó. Y agregó que “la policía se presentó en el lugar y realizó rastrillajes hasta cercanías del límite con La Rioja”, sin obtener ese día algún resultado positivo.

Tras la situación, los vecinos decidieron pasar la navidad en la casa de un familiar y dejaron la estancia hasta este viernes por la siesta, cuando decidieron retornar pensando que Murúa ya no se encontraría en la zona. “Volvimos como a las 14:40, nos bajamos, abrimos la casa y cuando mi marido va a darle agua a las vacas a la represa, al abrir la puerta del corral vio al hombre”, comentó.

En la continuidad del relato, la mujer explicó “él (por Murúa) le pidió agua y comida, y mi marido vino hasta la casa para llevarle morcillas y pan”.

Enterada del hallazgo que había tenido su pareja, la vecina manifestó que ganó intranquilidad y más aún cuando pasado el tiempo, “mi marido no volvía”. “Empecé a preocuparme, llamé a mi papá para que avisara a la policía, ellos se comunicaron con la policía de Lujan, llamaron a la cárcel y de ahí llegaron los guardiacárceles”, contó.

La mujer indicó que desde su casa al Complejo Penitenciario hay 15 kilómetros y aclaró también que Murúa, “nunca amenazó a mi marido, sólo le pidió comida y que lo llevara hasta el límite con La Rioja”, distante 20 kilómetros de la estancia. Algo que finalmente no pasó, dado que al poco rato, una vez reducido el hombre acusado del femicidio de Brenda Arias, fue trasladado por las fuerzas de seguridad hasta la cárcel de La Botija para seguir cumpliendo la pena de 38 años y dos meses que le dictaminó la justicia en noviembre de 2018.