20 C
Quines
miércoles, abril 14, 2021
Inicio Provinciales El poder de la música y la pandemia

El poder de la música y la pandemia

 

Se puede decir que la música sirve para expresar, escuchar, callar, cambiar, ser diferentes, ser iguales, unir, fortalecer, armonizar, equilibrar, definir, ser únicos, convivir, reflexionar, divergir, coincidir, motivar, apoyar, alcanzar, volver a intentar, imaginar, inspirar, etc.”. https://www.lifeder.com/para-que-sirve-musica/

La música provoca en nosotros no solo toda una experiencia estética, sino que está comprobado que la música es un recurso poderoso que podemos utilizar, no sólo para activar o calmar ciertos sentimientos, sino también para favorecer el aprendizaje -ya que aumenta la capacidad de concentración y de memoria, fomenta la imaginación y la creatividad, colabora en la adquisición de lenguas extranjeras-, es decir mejora nuestras habilidades cognitivas y verbales, y aporta otros grandes beneficios que son terapéuticos para la salud tales como, mantener el ritmo cardíaco, disminuir la ansiedad o la depresión.

La música es capaz de crear vínculos y mejorar la sociabilidad, al ser un lenguaje universal, es un medio de comunicación que usamos sin necesidad de hablar otro idioma. Por eso ahora hacemos referencia a una canción en particular, Jerusalema, este tema proviene de Sudáfrica, se ha convertido en uno de los gritos de esperanza de los cinco continentes para unir nuestras fuerzas y vencer la pandemia: https://www.youtube.com/watch?v=fCZVL_8D048

Se trata de un himno (gospel, afro-house) a la vida, donde se canta a la ciudad de Jerusalén, como un hogar fraternal para todo el mundo. Master KG y Nocembo artistas y cantantes, son sus creadores. Ellos cantaban esta canción entre amigos y, con la llegada de la pandemia se hizo popular en los hospitales de todo el mundo, donde los sanitarios la bailan para mostrar que hay esperanzas de vencer al Covid-19. Incluso se ha llegado a crear un challenge (desafío) con coreografías de la canción, llamado #JerusalemaChallenge. Este reto se volvió viral gracias al carisma de los niños del Refugio Masaka Kids de Uganda, que crean coreografías y las suben a Youtube para ganarse la vida y conseguir fondos para el orfanato donde residen.

https://www.youtube.com/watch?v=0_4juYXSoWs

Psicóloga Gilda Montoya

La música no cura el covid-19 pero en este tiempo de pandemia, acompaña, emociona, alivia y hasta en algunas ocasiones podríamos decir cura el alma, por lo tanto e indudablemente es una de las vías sanadoras de lo mental y lo emocional siempre, y en particular ahora.

Hoy más que nunca, en estos tiempos desafiantes a raíz de la pandemia, donde las preocupaciones, el miedo, la ansiedad, y la tristeza por momentos parecen ganarle a veces la pulseada a nuestro bienestar; la música puede ayudar a reducir el estrés y a reconstruir nuestro bienestar, también de alcanzar por momentos la felicidad. Se ha descubierto que buena parte de nuestro bienestar depende no solo de lo heredado sino de nuestra propia construcción.

Ahora es el momento de hacer referencia a “Me quedo en casa porque te quiero”, la canción de la familia Rodríguez que emocionó a muchos. Horacio Rodríguez y familia, un soldador y barbero argentino, acumula gran cantidad de reproducciones de una canción interpretada por toda su familia desde su casa de Villa Lugano, en la ciudad de Buenos Aires.

https://www.youtube.com/watch?v=nk_YuIZF3l4

Está demostrado que la música actúa sobre nuestro sistema nervioso, atenuando el dolor o favoreciendo las conexiones neuronales, es por ello que la musicoterapia está muy recomendada en el tratamiento de determinadas patologías psicológicas y físicas.

Tan importante es el rol de la música que la temática tuvo un lugar especial en el Simposio Virtual de Neurociencias y Bienestar de la Fundación INECO, “Construyendo la neurociencia del bienestar durante y después de la pandemia”, que se realizó el pasado 28 de octubre.

La profesora Kay Norton, de Arizona State University, Estados Unidos fue una de las encargadas de explicar la relación entre el canto y la construcción del bienestar. “Cantar activa más regiones del cerebro que hablar.” Entre la lista de bondades y beneficios, enumeró la capacidad de fortalecer el sistema inmune, de influir en el estado de ánimo bajando el mal humor y aumentando el bienestar. “Cantar estimula el área de recompensa del cerebro y genera oxitocinas y endorfinas. Y finalizó: “Cantar es sencillo, gratis, y no importa si lo haces bien o mal. Por eso los aliento a cantar con pasión y, moverse y bailar al compás de la melodía”. Fuente: infobae.com

Siendo conscientes del poder y la influencia de la música, la ONU y sus agencias han decidido aliar fuerzas con la industria musical a través de diferentes propuestas con toque hispano, también la UNICEF.

Otro buen ejemplo del fenómeno musical viral en pandemia es “Stay Homas” una derivación de “stay home”, “quedate en casa”, un grupo compuesto por un joven trío de músicos barceloneses que surgió a raíz de una idea espontánea durante el confinamiento. La terraza, su escenario. Su tema, el virus desde diferentes géneros que van desde el humor al romance o la ironía.

https://www.youtube.com/watch?v=Qa136DRVO-s

“Jamás me cansaré de hablar del poder de la música”, dice David Moreno Sáenz (Periodista Español), de la capacidad que tiene para hacernos mejores, relajarnos, hacernos viajar, soñar y hasta para curarnos. Estamos viviendo tiempos difíciles en los que todos, como nación y como seres humanos sin importar nuestra procedencia, nos sentimos más unidos que nunca y luchamos por una misma causa. Instantes en los que la música está jugando un papel muy importante.

Hace poco hablaba con un paciente ya recuperado de coronavirus que me contaba cómo de importante había sido su actitud positiva. Entre sus estrategias para mantener el ánimo estaba, cómo no, la música. Y es que la música, desde pequeños, sirve para evadirnos y conectarnos aquello que en ocasiones se nos olvida que somos.

“Durante estas semanas en las que, con tremenda puntualidad, salimos a nuestras ventanas (balcones o terrazas los más afortunados) para aplaudir a los que nos están ayudando a sanar el mundo, son muchos también los que ponen música desde sus casas.

Hay artistas que nos regalan sus canciones en forma de concierto en un patio de vecinos, otros que amenizan el confinamiento con conciertos en redes sociales y los más atrevidos llegan incluso a componer himnos, o modifican las letras de sus éxitos para concienciar a la población o para animar.

El poder de la música es enorme y eterno, y quizás ahora, que acudimos a ella a diario, nos estemos dando más cuenta que nunca de ello. Como para que luego quieran quitarla como asignatura en los colegios…

Estoy convencido de que esta pandemia nos va a cambiar para siempre, pero solo pido que cuando todo esto pase sigamos abrazándonos fuerte cantando y bailando al ritmo de la música.”

 

A raíz del tema de hoy, los otros días conversando sobre el poder de la música, una persona lo resumió así: “la música es vida”. Si bien sentí que en algún punto ya conocía esa definición, quedé emocionalmente conmovida no solo porque comparto su definición, sino porque terminé de comprender que la música es entonces realmente toda una posibilidad, un poder en nuestras manos, por lo tanto estimado lector, suba el volumen de la canción o de la banda sonora de su vida (sin molestar a sus vecinos), y sienta lo que sucede en Ud., aproveche ese poder psicológico único que nos da la música…

Para finalizar quiero hacer referencia a lo que se conoce como “el himno del encierro” e inunda las redes con distintas versiones, Resistiré 2020:

https://www.youtube.com/watch?v=a0qoh-vk2MI

https://www.youtube.com/watch?v=hl3B4Ql8RtQ

https://www.youtube.com/watch?v=uBGlv05JUJI

https://www.youtube.com/watch?v=mfqgqG4BRog

 

Resistiré, erguido frente a todo

Me volveré de hierro para endurecer la piel

Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte

Soy como el junco que se dobla

Pero siempre sigue en pie

Resistiré, para seguir viviendo

Soportaré los golpes y jamás me rendiré

Y aunque los sueños se me rompan en pedazos

Resistiré, resistiré…

 

Un plus: Lo invito a disfrutar también del siguiente video se trata de: ¿Por qué nos emociona la música? Atrévase a mirarlo, espero que le guste…

https://www.youtube.com/watch?v=uIDYtj8kQUs